Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

UN PALOAMR EN LA ESCUELA.
- 10/03/2013

Un palomar en la escuela E.B.2,3 de Marinhais (Portugal).

Cuando mi amigo Belmiro Pinto me dijo que tenía el proyecto de hacer un palomar en una escuela de su ciudad, le pedí que me escribiera algo al respecto para publicarlo. Estas noticias no se dan todos los días y son muy edificantes.Hay que aprovecharlas.
Después de mucho tiempo, Belmiro concluyó la primera fase de su proyecto, (porque la segunda , supongo que es mantener el palomar vivo y activo por muchos años ) y me envió el presente artículo que traduzco con la mejor voluntad.
El artículo se puede leer en portugués en la páguna de Belmiro:www. Belpinto.wikidot.com

Gracias Belmiro.

Por primera vez hay un palomar en la escuela. En los primeros días pasó algo desapercibido, pero en pocos días fué visitado por la mayoría de los alumnos entre 10 y 13 años.
Curiosamente, el palomar no despertó la curiosadad de los alumnos de 9º, estando claro que el interés disminuyó a partir de los de 7º año.
Esta actuación dió como resultado 38 afiliaciones en el club Colombófilo. Las afiliaciones de las niñas fueron desde el principio saboteadas por los niños ( no entienden.... y la colombofilia no es asunto de niñas). Fué bastante emotivo verificar que el palomar se encontraba casi siempre con mas aforo del permitido en cada turno. Las tarimas se doblaban con el peso.
Se hicieron algunas sesiones "cinematofráficas" sobre la colombofilia , haciendo uso de varios videos sobre la reproducción, genética, capacidad de orientación, "deporte" colombófilo, reproducción de varias razas de palomas etc..., con la idea de dar una visión real de la importancia que la paloma siempre tuvo para la humanidad y para muchos hombres en particular.


Desde el comienzo, los niños nunca fueron encauzados hacia la vertiente deportiva. Cuando su interes por esta vertiente se vio claro, les fueron mostrados varios videos sobre el tema, teniendo cuidado de advertirlos para el hecho de que ellos, en los próximos
años, no estuviesen capacitados para entrar en el mundo deportivo, ya fuese por falta de experiencia o al hecho que aún estuviesen en su periodo escolar. La colombofilia también necesita de escuela.

El problema siguiente sería coordinar la labores decuidado de las palomas entre tantos interesados. Teníamos 10 pichones para tanta gente. La distribución de las palomas por turnos, fué decidido por ellos. Cada grupo apenas tenía posiblidad de alimentar a los que estaban a su cuidado , así como intentar su musculación y vuelo. En la teoría , todo es bonito, pero en la práctica funcionaba mal , pues casi todos los días llegaba un pequeñajo que quería cuidar de algunas palomas que no estaban a su cuidado. Una confusión que fomentaba algunos conflictos entre ellos.

Podría funcionar mejor?. Claro que podría, si estuviese siempre alguien en el palomar. Mis visitas durante el dia coincidían con mi tiempo libre ( y todos los días no podía estar allí), y por eso, el palomar estaba siempre abierto. Al principio se intentó dar llaves, que las visitas fuesen mas rápidas, se abandonó la idea pues las llaves siempre se perdían, quejas de que A o B cerraba el palomar y los nuevos responsables se encontraban a veces con el palomar cerrado. Al final de cada día, había que verificar si todo estaba bien y corregir los errores.
Los pichones sufrieron bastante en manos de los mas pequeñajos. La mayoría quería que estos reaccionasen como un perro o un gato.Se paseaban con ellos por toda la escuela , hacían concursos de pichonescuando aún bolaban mal etc. Tantas cosas que me hicieron recordar mis primeros tiempos. Fué un espectáculo darse cuenta como la paloma sigue despertando tanto interés. Recuerdos que seguramente quedarán en la memoria de mucho de ellos.

Cuando ya estaban encarrilados, se organizaron algunos entrenos cuya llegada se hacía coincidir on el recreo de la mañana. En poco tiempo organizaron apuestas y cuando entré en el juego, perdí algunas gomas de borrar.

La idea nunca fué tener un palomar ecolar compitiendo en un club. En cuanto a mi, es una forma equivocada de introducir en la colombofilia pues se presupone que se enseña a las nuevas generaciones el error esencial del pasado: son necesarias demasiadas palomas para cubrir una temporada deportiva. Encestar todas las semanas durante varios meses , preocupados si las palomas volarán etc, no permite que la mayoría de los pequeñajos se concentren lo suficiente en la escuela,, por tanto es una responsabilidad que ningún proyecto de este tipo devería desear y que debe procurar atenuar. A pesar de estos cuidados, algunos pequeñajos se envícian y debido a los malos resultados escolares , los padres les castigan apartándoles del palomar.

También intento mantenerlos lejos de los colombófilos y les advierto que casi todas las enseñanzas disparatadas que de estos pueden venir. Sin embargo, por educación deben escucharlo todo y usar lo que aprenden en la escuela para saber separar el trigo de la paja.

Al final de 1º año, se les ofrecieron 60 anillas y 24 palomas adultas. En el 3º periodo, ya las palomas de la escuela criaban pichones para ofrecer a los interesados. De este esfuerzo resultaron 6 potenciales interesados en continuar a la fase sigueinte: entrenar sus propias palomas e inicar su parendizaje práctico en su casa.

Estamo ahora en el pricipio del 1º periodo del año lectivo de 2.012-2.013. Hicímos una reunión para definir el calendario de competición de la escuela, asi como las reglas del mismo poniendo mucho cuidado en la buena ética deportiva. Después de un debate se acordó que el campeonato de colombofilos se disputaría con una paloma designada y que las restantes palomas enviadas contarían tan solo para el historial de la paloma. Tres pequeñajos, tuvieron autorización de sus padres para entrar en esta fase. Esta semana (última de Octubre) , los pequeñajos empezarán a traer a la escuela sus pichones para entrenar...y ha sido bastante divertido. Hoy, dia 23 de Octubre, la suelta y la llegada fué contada en vivo y en directo , pues en el palomar en cuestión , estaba una madre sufridora atenta a la llegada del primer entreno de las palomas de su hijo.

En el fin de semana pasado, participamos en la Exposición de aves local. En el dia de visita para las escuelas, las palomas tuvieron mucho éxito pues eran los únicos que podían ser tocados por los visitantes. Fué bastante positivo. En especial , los del primer ciclo fliparon y seguramente invadirán el palomar cuando lleguen a E.B. 2,3. También un profesor del primer ciclo me abordó preguntandome "¿Porque no hace también un palomar para el 1º ciclo?".Seguramente, esta conversación contiunará , pero yo, aún no se si será una buena idea tener palomas en el 1º ciclo. Perdería el factor novedad , y en estas edades las palomas no pueden entregarse a los pequeñajos sin que corran "riesgos su vida". Tal vez sea mejor realizar algunas sueltas de palomas durante el año para que ellos sepan que existen y así mantener la llama encendida.

Entretanto, empezarán a visitar el palomar los alumnos de 5º año y el ciclo se repetirá, pero este año con un número mucho menor de participantes , pues la curiosidad se esfumó de la mayoría en la primera hornada. Es cierto que un número mayor de palomas en el palomar mantendría mas alumnos interesados , pero no es menos cierto que mi tiempo libre no me permite acompañar a muchos jóvenes. Al final las cosas tienden a equilibrarse entre ambas partes. De otra manera sería insostenible. De cualquier manera, aún hoy dia 24 de Octubre, dos alumnos mas de 5º año se presentaron con el plano de construcción de sus palomares y sus tutores querían hablar conmigo sobre este tema. El apoyo de los padres es fundamental.

Este año , curiosamente tenemos un caso de la era moderna en Marinhais: uno de los pequeñajos se muda a un apartamento. ¿Soluciones?.

La escuela tiene aún otro palomar compartiendo con una Universidad en la que se realizan estudios sobre la orientación de la paloma. Ya empezamos a introducir a los pequeñajos en la investigación y después del primer año, pienso que estamos ahora en mejores condiciones de abrir aún mas este mundo a la curiosidad de la comunidad escolar. Es una oportunidad única para que los pequeñajos puedan preguntar sus dudas a los porfesionales.

Este relato, trata de alguna manera de ser una fuente de información para quien piense iniciar un proyecto de este tipo. Espero que surgan mas iniciativas con esta filosifía. Prueban que vale la pena el esfuerzo.



Belmiro Pinto.


 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com