Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

BANDOS
- 15/12/2012

BANDOS
¿Quién no se ha quedado extasiado viendo esos enormes bandos de estorninos al atardecer con la luz crepuscular cuando intentan posarse en sus dormideros habituales o simplemente se han asustado por algún motivo y salen volando al unísono en sus compactos bandos.?.
Las efímeras figuras escultóricas que en el aire describen y el ballet aéreo con que nos obsequian en su vuelo es fruto de una descoordinación muy coordinada.
Nuestras palomas mensajeras no nos sorprenden con esos ballets aéreos que hacen los estorninos, pero en sus vuelos alrededor del palomar siguen las mismas pautas de comportamiento que los estorninos. Vuelan también en una descoordinación muy coordinada que gira sobre 3 ejes básicos.:

I. Separación de sus vecinos de vuelo .- Las palomas vuelas unas pegadas a otras dejando simplemente entre ellas una mínima distancia de seguridad.

II. Ajuste de velocidad.- Para que el vuelo alrededor del palomar sea compacto y uniforme, las palomas más rápidas han de ceder un poco de velocidad y las mas lentas aplicarse un poco más para poder conseguir ese bando ideal: unitario y compacto
.
III. Tendencia a ocupar el centro del bando ,abandonando la periferia.- Algunos colombófilos opinan que hay “lideres” que son los que tiran del bando y encabezan siempre este. Efectivamente, los mas rápidos son los que lideran los bandos en los concursos y esa mayor velocidad de crucero que imprimen los “lideres” es entre otras razones las que van disgregando los bandos a medida que aumenta la distancia recorrida. Pero alrededor del palomar , en los vuelos circulares de nuestras palomas , observándolas con paciencia, podremos ver que hay constante relevo en el liderazgo del bando. Quizás la razón de buscar el centro del bando sea una cuestión de protección , de seguridad.

Aún los científicos no han podido entrara fondo en las razones y causas de la formación de los bandos de aves . la principal razón es SEGURIDAD. Efectivamente , el bando proporciona a cada paloma menor riesgo de depredación (efecto dilución) .
Una paloma sola tiene muchas mas posibilidades proporcionalmente de ser víctima de un halcón que si fuese en un bando. El halcón ante una sola paloma se puede concentrar mucho mas en su presa, pues es solo un punto en movimiento su objetivo, mientras que un bando de 40 palomas por ejemplo, son 40 puntos en movimiento muy rápido de los que tiene que elegir uno solo en un picado de mas de 300 km /hora, fallando en la mayoría de los lances y, eso si, consiguiendo disgregar el bando que se reagrupa inmediatamente excepto las palomas mas inexpertas que presas del pánico volarán fuera del bando y así se convertirán en las posibles candidatas para la rapaz . Tan solo un lance a un bando tiene mas posibilidades de éxito, cuando en el bando hay palomas de color llamativo: blancos, gavinos, aliblancos y el atacante se puede concentrar mejor e un punto.

La otra causa que hace que el bando funcione es la cooperación en la búsqueda de alimento. Las palomas como muchas otras aves que se mueven en bando, obtienen colectivamente mas beneficios que individualmente, sobre todo, los pichones morirían de inanición si tuviesen que explorar individualmente buscando alimento; haciéndolo en bando, adquieren sin esfuerzo alguno los conocimientos necesarios esenciales para subsistir, ya que los adultos les descubren donde y como obtener alimento.
En términos biológicos reales, el bando permite obtener mas ventajas (tanto cuantitativa como cualitativamente) que desventajas (competencia interespecífica).
Se puede suponer que el diario entrenamiento de las palomas mensajeras a lo largo de la historia de la colombofilia ha ido modificando la estructura del bando poco a poco , haciéndolo mas compacto , estructurado y coordinado.
Cabría resaltar el efecto que la mano del hombre ocasiona en los animales. Como ejemplo es destacado resaltar el vuelo de las palomas buchonas (de pica) , que sin presión de ningún tipo vuelan de forma individualista y en algo que no se puede llamar bando por la descoordinación; pero la cosa cambia cuando vemos volar a esas mismas palomas en un concurso o entrenamiento con hembra , donde el bando funciona como atraído magnéticamente por un imán que se llama hembra y donde las distancias mínimas de seguridad no se respetan en aras de estar lo mas cerca posible de la hembra, ya que la separación entre los machos en vuelo se reduce a la mínima expresión.

Es posible que los avances técnicos en todos los campos nos vayan proporcionando claves y datos del fenómeno de los bandos y de algunas de las reglas que se cumplen en los bandos como puede ser el movimiento reactivo frente a los vecinos mas próximos.
Mientras que los científicos descubren las causas extrasensoriales y de otra índole que hacen que el bando se forme y tenga vida , nosotros sabemos que el bando es la piedra angular sobre la que descansa toda la filosofía del deporte colombófilo. El bando nos proporciona una facilidad imprescindible para el manejo de cualquier índole del palomar porque significa unidad dentro de una diversidad evidente. Sin los bandos la colombofilia habría que enfocarla de otra manera, bajo otras perspectiva o simplemente habría que acostumbrar a las palomas a volar en bando .

Una paloma mensajera extraviada o sola en un palomar no es nada, se siente desprotegida , el cielo se le viene grande , necesita urgentemente la compañía de las demás , no solo por motivos reproductores , sino porque la paloma es un animal social y por motivos existenciales no concibe su existencia sola, sin la compañía de otros individuos de su especie.
Una paloma mensajera extraviada , no vaga incesantemente de acá para allá sola como lo haría un “homeless” , sino que buscaría incesantemente el bando del que se ha perdido; es por ello la facilidad con que entran en nuestros palomares las palomas mensajeras perdidas. El bando en sus entrenos diários atrae como un imán a la paloma mensajera perdida a pesar de que en los alrededores haya otros palomares de zuritas, por la sencilla razón de que un bando de palomas mensajeras le es mucho mas familiar que unas pocas zuritas volando cada una a su aire.
Los bandos de palomas mensajeras son unitarios y aglutinantes , es decir, un bando en vuelo de entrenamiento tratará de unirse a otro bando que discurra por la misma zona, e incluso un bando que vea a una paloma sola volando en la misma dirección , tratará de absorberla incluso variando levemente su dirección con tal de recuperar a esa paloma errabunda y solitaria.
Algunas especies de aves, mantienen la integridad del bando visualmente o mediante graznidos o sonidos característicos , las palomas simplemente utilizan la vista y la proximidad para mantener el bando.
Los entrenamientos que normalmente hacemos con sueltas al unísono, originan inmediatamente un bando unitario que iniciará su periplo de vuelta a casa con el 100% de las palomas liberadas. Ese bando sirve en cierta medida para que en entrenos y velocidad las palomas que tienen sus capacidades orientativas mermadas se amparen en el bando y consigan volver a casa “chupando rueda” de las demás palomas .
Si tenemos tiempo y ganas, podemos practicar el entrenamiento “contra-reloj” , es decir, soltarlas una a una (cuando la ultima paloma que hemos saltado toma rumbo , soltar la siguiente), de esta forma conseguiremos romper el bando y hacer decidir y pensar a la paloma por si misma sin esperar a ver que es lo que el bando decide. De cualquier manera , incluso soltando a las palomas “contra-reloj” , no podremos evitar que gracias a las distintas velocidades y otros factores con esta modalidad se puedan formar bandos de varias palomas que se encuentran en el camino devuelta a casa.

En los entrenos a pie de palomar si volamos en celibato , los bandos de machos son mas inconstantes y se abren mucho mas cuando vuelan encima del palomar que los bandos de hembras solas.

La seguridad (ya se ha dicho), es una de las causas que dan vida a un bando de palomas ; una paloma solitaria buscando alimento es presa fácil para los depredadores naturales que esta tiene , pues mientras que mira al suelo buscando sus granos , descuida mirar al cielo que es con toda seguridad por donde le podría venir el mayor peligro para su vida. En un bando de palomas en el suelo, siempre hay un alto porcentaje de palomas buscándose el alimento (mirando al suelo) , mientras que otro reducido numero de palomas otea el cielo en actitud vigilante. Mientras que una paloma sola cuando es atacada por una rapaz trata de poner aire por medio, el bando da la cara a su atacante y procura encarar los lances de la rapaz de frente. Si una paloma intuye peligro inminente en un bando posado , da la voz de alarma e inicia un potente vuelo que en una fracción de segundo y como un resorte eléctrico actuará sobre las demás palomas poniendo a todos los individuos del bando en acción.
En los palomares muy numerosos de palomas mensajeras , si el bando es grande no se necesita prácticamente obligarlas a volar con bandera, pues sino por un motivo es por otro , el bando saltará del tejado constantemente, mientras que un bando de pocos individuos, la actividad en el aire sino la forzamos con bandera se reduciría simplemente a las ganas que las palomas tengan de volar y poco mas.
De la misma manera que en un bando pequeño la decisión de posarse en el suelo o en el tejado es mucho mas rápida y automática que en un bando grande , donde para posarse se necesita mas “consenso” y eso lleva su tiempo.
Es paradigmático la inmensidad de la estupidez humana en el caso de la paloma migradora americana , que en sus desplazamientos formaba bandos de millones de individuos que tardaban días en pasar ocultando completamente el sol por donde pasaban y que al posarse en los árboles rompían robustas ramas por el elevado número de palomas que lo hacían.. Hay datos que afirman que en 1.870 se vio una bandada de 2 km de ancho por 500 km de largo ,mientras que otros afirmaban que habían estado 8 horas viendo pasar palomas migradoras ininterrumpidamente.
Una vez las palomas posadas para dormir en los árboles , llegaban los “amigos del rifle” e iniciaban una orgía nocturna de sangre con las indefensas palomas que se comían en fresco, metían en salmuera , alimentaban a los cerdos y las que no podían coger las dejaban pudrirse en el campo de batalla.
El siglo XX fue fatídico para estas preciosas palomas que se extinguieron irremediablemente , muriendo la última recluida en un zoológico de Boston.
La paloma migratoria americana , fue víctima de la muy reiterada irracionalidad humana y gracias también a la fe inquebrantable que estas palomas tenían depositada en el bando.
Félix Martín Vilches

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com