Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

CARBONATO CÁLCICO-CAL-CALCIO
- 15/12/2012

CARBONATO CÁLCICO (CaCO3) – CAL – CALCIO

Cuando me cuestioné hacer un artículo sobre la incidencia del carbonato cálcico en la paloma y en el palomar, pensé que sería un tema de no mucha importancia e interés y que no conseguiría emborronar ni un folio, estirando mucho la cosa.
Una vez junta toda la información que disponía sobre el tema, me di cuenta que no era un asunto baladí y que merecía la pena escribirlo por la incidencia que tiene este mineral en el desarrollo de la paloma e incluso en el palomar.

El carbonato cálcico es el compuesto de calcio más abundante en la naturaleza. El mármol, la piedra caliza, el aragonito y el espato de Islandia, son las rocas más significativas por su contenido de carbonato cálcico. Es también el principal componente de las conchas marinas, de los huesos y de la cáscara de los huevos.

El grit que compramos en el comercio está compuesto principalmente por mármoles (rojo y blanco) y conchas de ostras, todo triturado con una granulometría optima para la ingestión por la paloma.

Las funciones del grit, son esencialmente dos:
En primer lugar tiene una función digestiva actuando como “gastrolito”, pues al ser ingerido por la paloma, queda depositado en la molleja y allí, en ese potente músculo, sirve de triturador de los duros granos que ingiere la paloma para optimizar su periplo alimenticio.
La otra función del grit es su labor mineralizante en la paloma, pues de él se obtiene parte del calcio que precisa el organismo.
Las funciones del calcio en el organismo de la paloma son múltiples:
Participa en la formación y dureza de huesos, uñas y pico.
Interviene en las contracciones musculares y transmisión de impulsos nerviosos.
Previene de calambres musculares tras los excesos de los concursos.
Es un factor imprescindible para la coagulación de la sangre.
Mantiene la piel sana y elástica.
Ayuda a la liberación de hormonas.
Proporciona la dureza de la cáscara de los huevos.
La deficiencia de calcio, por el contrario, origina:
En los primeros estadios, aparición de calambres musculares y deficiencia muscular.
En casos graves, parálisis muscular y abatimiento del ave.
Distorsión del ritmo cardiaco.
Fragilidad en plumas y huesos.
Malformación ósea y raquitismo en los pichones.
Calcificación incorrecta de la cáscara del huevo.

Las aves difieren en gran medida con los mamíferos en lo referente al metabolismo del Ca. Principalmente debido a que presentan una superficie más relevante de médula ósea que actúa cómo reservorio para este mineral, que entre otras funciones, acabará constituyendo la cáscara del huevo. Este proceso (conocido como Osteomieloesclerosis) comienza cerca de 10 días antes de la puesta, inducido por el incremento en sangre de diferentes hormonas relacionadas con el ciclo reproductivo.

Tenemos que ser conscientes de que las palomas son capaces de poner 2 huevos en un periodo relativamente muy corto, lo que requiere una gran cantidad de Ca. Debido a esto, deben presentar una alta efectividad y eficiencia en el metabolismo del calcio,

La paloma puede obtener el calcio por múltiples vías: por el grit, por la piedra para picar, picando conchas de sepia, por el agua de bebida, por los productos derivados de la leche, de la miel de abeja, e incluso de las verduras con hojas verde oscuro. Y cómo no, cuando pica en suelos con gran concentración de minerales calcáreos, aunque esta última no sea la forma más saludable.
Su asimilación por el organismo está íntegramente ligada al aporte de luz solar, necesaria para que el organismo pueda sintetizar las vitaminas D2 y D3, relacionadas con la fijación del Ca. en los huesos.

Una paloma en condiciones normales, precisa entre 50/60 mg. de Ca. /día, mientras que en periodo reproductivo duplica esa necesidad (de 100 a 150 mg. de Ca. /día). Por lo tanto, el aporte en este espacio de tiempo pasa a ser obligatoriamente diario.
Como dato comparativo, podemos decir, que la ostra molida contiene un 36% de calcio, además de 12 minerales naturales.

El calcio es el 4º componente con mayor presencia en el cuerpo de la paloma, después del agua, las proteínas y las grasas. Además, un 1% de ese calcio, está presente en el torrente sanguíneo. Siendo el esqueleto (y en concreto los huesos largos como húmero, fémur y tibia) el reservorio de calcio en el organismo.
La deficiencia de calcio en el organismo de la paloma hace que estas lo busquen intensamente y sino se lo proporcionamos, picarán las paredes pintadas de blanco e incluso se atreverán a picar ese corcho sintético blanco (que colocamos en algunos palomares como material aislante) atraídas por su color blanco.

La cal, es la descomposición química de la piedra caliza (carbonato cálcico), mediante su exposición a 1200º C. A este producto obtenido en los hornos se llama cal viva o lo que es lo mismo, óxido de calcio (CaO).
Si esas piedras (cal viva) las introducimos en agua, se originará una reacción química que hará hervir el agua, proporcionando hidróxido de calcio (Ca(OH)2), lo que vulgarmente conocemos una vez fría, como cal apagada.
Los usos de la cal apagada son múltiples:
En las granjas industriales, la cal deshidratada es mezclada con la yacija para eliminar olores y elementos patógenos.
Pintando el palomar con cal apagada, sal y lejía, nos proporciona los siguientes beneficios:
Es antibacteriano.
Es una “pintura” ignífuga.
Es el producto más barato para pintar.
Es insecticida.
Es impermeable por fuera, aunque permite respirar a las paredes.
Es cáustica (quema y destruye tejidos animales).
Proporciona el efecto “botijo”, es decir, refleja los rayos del sol y mantiene más fresco el palomar, en verano, que si lo hubiésemos pintado con pintura de otro color.
Nos puede servir (seca) para colocar un recipiente a la entrada del palomar y desinfectar el calzado de los visitantes que vengan de palomares con problemas sanitarios.

Pero no todos son ventajas con la cal. En zonas con aguas de alto contenido calcáreo, es la principal causante de que los bebederos automáticos se atranquen y solo se puedan limpiar con ácido clorhídrico, o similares. También es la culpable de que en las cañerías se origine el biofilm gracias a que se incrustan en la cal adherida a las conducciones de agua.
La existencia excesiva de cal en las aguas, origina que estas sean duras, con un pH muy alto, pH que podemos rebajar algo añadiendo unas gotas de zumo de limón o vinagre en los bebederos de las palomas.

La cal también es un ingrediente importante de los bloques que compramos en el comercio especializado y que se llaman piedra para picar.

En el palomar de reproductores, en época de cría, es recomendable además del grit y la piedra para picar, proporcionar periódicamente calcio tipo CALCIO 20 que se vende en farmacias. Esto mejorará ostensiblemente la osamenta de los pichones.

Félix Martín Vilches
Carlos Padín Cores

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com