Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

PALOMARES MOVILES
- 09/09/2010



Cuando empecé hace unos años a formar mi palomar empecé a leer cualquier información que sobre palomas cayese en mis manos. En algún sitio leí como funcionaban los palomares militares móviles. Aquellas informaciones me parecieron casi imposibles de creer por la proeza que significa que las palomas supiesen encontrar su palomar en su viaje de vuelta , palomar que se va ubicando en función de las necesidades estratégicas del regimiento en que sirven.
Otro articulo que leí en el libro COLOMBOFILIA de Salvador Castelló nos cuenta la historia de 12 palomas que fueron regaladas al comandante del acorazado SUFFREN, las palomas se aquerenciaron en la nave y volaban allí donde el acorazado estuviese anclado, siempre cambiando de puerto. Una vez, las palomas salieron como de costumbre a hacer sus vuelos diarios, mientras tanto el buque tuvo que zarpar a alejarse unos 50 km. de la zona, tuvieron que zarpar sin las palomas, el comandante ya las daba por perdidas . A las pocas horas las 12 palomas aparecieron y se metieron en su palomar como si nada hubiese pasado.
El colombófilo y amigo Antonio Fornés me cuenta que en su ciudad natal Vinaróz los colombófilos portugueses realizaron una suelta de mas de 20.000 palomas , aquello fue un espectáculo para el pueblo, cuando el gran bando de palomas despareció del cielo todo el mundo se fue. Varias horas mas tarde , un amigo de Antonio le llamó y le dijo que fuese al lugar de la suelta. Allí habían vuelto al lugar de las suelta varias horas mas tarde unas 200 palomas y se habían posado en el lugar donde estuvieron los camiones colombófilos . ¿No habían encontrado el camino de vuelta y habían vuelto al último punto de referencia que tenían?.
Yo he vivido uno es estos casos que corroboran la enorme capacidad de orientación que tienen las palomas mensajeras.
En Junio de 2007 hubo unos dias que toda la península ibérica padeció tormentas por doquier con abundante aparato eléctrico. Nuestros concursos fueron catastróficos por la cantidad de palomas que perdimos y los portugueses imagino que padecieron la misma suerte a juzgar por la enorme cantidad de palomas portuguesas que se nos metían en los palomares de la Costa del Sol, posiblemente procedentes de una suelta de esas industriales que hacen los portugueses en Antequera de miles de palomas .
Una de esas palomas se coló en mi palomar totalmente desorientada. No estaba muy delgada, pero si muy hambrienta. La tuve 3 o 4 dias reponiéndose y una vez la borrasca se disipó del mapa la solté una mañana soleada a primera hora antes de soltar a mis voladoras para su entreno diario. La paloma dio 2 vueltas y se perdió en el horizonte. Tres dias después la paloma volvió a mi palomar . La volví a meter en una jaula y la llevé al Club ,le di un besito le dije “vuelve a tu casa” y la enceste un viernes en un concurso de 650km.. El concurso fue bueno y casi todas mis palomas volvieron en el dia o a la mañana siguiente. La portuguesa llegó a los 3 dias completamente sola. No creo que volviese por el efecto arrastre del bando, pues a mayor kilometraje mayor atomización del bando y un concurso de 650 km. no creo que mantenga bandos de mas de dos o tres palomas .
Ante el cariño que la paloma demostró por mi palomar y la imposibilidad de que la paloma volviese con su propietario, la adopté y voló hasta el incio de la muda que la incorporé al palomar de hembras reproductoras a la espera de encontrar para ella un macho para que me den entre los dos pichones con tanta capacidad orientativa como su madre.

Félix Martín Vilches.

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com