Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

O POMBA ESTA NO POMBAL
- 28/08/2010



No se si esta bien escrito el titulo de este artículo , pero mas o menos eso es lo que me dijo el propietario del macho azul :Portugal 433046/04 que el dia 12/6/06 se coló sin permiso en mi palomar totalmente desorientado, desfallecido y deshidratado . Tras 5 dias de encierro en una jaula y bien alimentado , le puse una pegatina en la anilla con mi numero de teléfono escrito en tinta china y al amanecer del dia 18/6/06 lo solté. Por la noche un colombófilo de Aveiro me telefonea a mi casa y me dice : boa noite….o pomba esta no pombal. En la región de Oporto estaba su palomar , de modo que en solitario se hizo un Estepota-Oporto del tirón.
No se quien tuvo mas alegría por la vuelta del palomo a su palomar , si su hembra , su propietario o yo ; pero por mi parte fue muy gratificante saber que había vuelto a casa y su dueño sin conocerte te diga:!GRACIAS, COMPAÑERO!.
Precisamente de eso se trata , de tener amigos aunque no los conozcas. La familia colombófila es y tiene que seguir siendo eso: un colectivo unido y solidario , sin fronteras, aunque a veces la ambición deportiva y los intereses creados distorsionan esta realidad.
Volviendo al tema , todo esto viene a cuento de las palomas perdidas y que se nos cuelan en nuestro palomar.
Como me gusta llevar un control de todo el palomar , pues también lo llevo de las palomas ajenas que piden “cama y comida” temporalmente en mi casa.
En el año 2005 , pasaron por mis jaulas individuales 20 palomas perdidísimas y en el 2006 acogí a 16 palomas , casi todas portuguesas.
( Haciendo un inciso, es curioso que si en el 2006 los portugueses no pudieron volar en España por la gripe aviar ¿Qué hacían tantas palomas perdidas a casi 300 km de la frontera portuguesa?.)
Cuando empecé a encontrar palomas perdidas , trataba de buscar sus propietarios , pero al no ser usuario en aquella época de internet , tratar de encontrar al propietario de una paloma es tarea harta complicada y costosa de tiempo y de llamadas de teléfono. Ahora que soy usuario de internet se que en las paginas web o en los foros puedes dejar el numero de anilla que posiblemente aparecerá su dueño, aunque la efectividad de este servicio se me antoja dudosa.
Como me resultaba sumamente difícil localizar a los propietarios de las palomas perdidas, opté por hacer lo que hice con la paloma portuguesa de esta historia, es decir , tratar de que la paloma vuelve a su casa con su propio pie (ala). El numero de teléfono lo pongo en la pata porque en caso de que el colombófilo reciba la paloma me interesa saber donde se soltó y cual era la ruta y el destino, en definitiva, conocer los avatares por los que pasa una paloma en su vuelta a casa,

La ley al respecto de palomas mensajeras perdidas (aunque obsoleta ) vigente dice:…….”queda prohibido dar muerte a palomas mensajeras , apresarlas o cazarlas con reclamo, así como retenerlas mas de 24 horas sin dar cuenta a la guardia civil en el puesto mas inmediato o a las autoridades militares etc ….. Esta claro que esta ley se elaboró cuando las palomas mensajeras tenían importancia estratégica militar , hoy , esa importancia militar ha desaparecido y por tanto la ley anda un poco desfasada , desfase que no implica observarla en todo su rigor pero si aplicarla en todo su espíritu.

Si todas las palomas llevasen anillas del criador con su teléfono , contactar con el propietario sería cosa hecha , pero el costo de estas anillas hace que muchos colombófilos no las usen. De cualquier manera , estas anillas están condenados a la extinción en el mundo colombófilo ante el constante avance de los relojes electrónicos que implica la implantación de un chip de gran tamaño en la única pata disponible de la paloma no quedando sitio físico para mas anillas.
Las palomas perdidas son absorvidas por nuestros bandos en sus entrenamientos en la mayoría de los casos y en cuanto se posan en el tejado se quedan allí clavadas por la extenuación que traen , o bien buscan desesperadamente agua y en menor medida comida.
Si la paloma perdida está sana y no está herida , en 4 o 5 dias que la tengamos reponiéndose , estará rehidratada , nutrida y mineralizada, dispuesta para que le demos la segunda oportunidad de volver a su palomar.
A veces rehúsa la oferta que le hacemos de volver a su casa y se queda en el palomar , entonces no hay mas remedio que encestarla y meterla con nuestras palomas en un entreno o concurso para que se olvide de nuestro palomar y busque el suyo. Claro, que se dan casos que nuestras “invitadas” han perdido las señas de sus palomares y vuelven con las nuestras tantas veces como las encestemos. Ante esta perspectiva, solo nos queda seguir insistiendo y en caso contrario habrá que adoptarla hasta que un dia decida irse por su cuenta , eso si, nunca se le puede tener encerrada, siempre en libertad con nuestras palomas de vuelo.
En España se anillan cada año por encima de 300.000 pichones , el 100% de esos pichones son Para reponer las ingentes perdidas de efectivos que anualmente padecemos. Si descontásemos las que mueren en el palomar y en los viajes quizás estaríamos sembrando las ciudades de España con mas de 250.000 palomas/año , que sumadas a otra cantidad quizás superior de palomas portuguesas que se pierden en nuestros cielos , estaríamos hablando de quizás mas de 500.000 palomas anuales que irían inyectando sangre noble en esas palomas de ciudad que pululan por doquier y llenando algún que otro puchero.
Por ultimo recordar que una paloma ajena aunque esté en nuestro palomar perdida , siempre será propiedad privada y para los que tengan tentaciones anexionistas decirles que :LAS PALOMAS AJENAS SOLO FUNCIONAN EN PALOMARES AJENOS.

Félix Martín Vilches

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com