Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

AULA COLOMBÓFILA : CAPÍTULO 1 : EL PALOMAR
- 06/08/2010



Vamos a iniciar una serie de conocimientos mínimos que han de adquirirse para poder practicar en condiciones optimas este bonito hobby de las palomas mensajeras .
En primer lugar empezaremos por definir cómo ha de ser el palomar para albergar en buenas condiciones las palomas .

Capitulo 1 : EL PALOMAR

CONDICIONES GENERALES QUE DEBE REUNIR.
El palomar deberá reunir, fundamentalmente, tres condiciones:
- Estar limpio, soleado, y seco
- Tener instalaciones prácticas y libre de parásitos.
- Estar protegido de aves de rapiña, gatos, serpientes y animales depredadores.
Su construcción debe realizarse según el número de palomas de que se disponga y del emplazamiento a elegir.
El palomar se construirá en parajes descubiertos, libre de casa, árboles y ruidos molestos.
Como norma la fachada se orienta al Sudeste
No se abrirán ventanas al Norte, y se tendrán en cuenta los vientos reinantes en la zona, y que la lluvia no pueda pasar al interior.
Las paredes y techos no deberán tener grietas ni agujeros, que serían nidos de parásitos.
El piso de cemento o madera se cubrirá con una capa de arena para facilitar, sobre todo, la limpieza de la palomina.
CAPACIDAD.
Se estima como volumen mínimo de habitabilidad de una pareja de palomas el de un metro cúbico.
DEPARTAMENTOS DE UN PALOMAR.
A título orientativo , diremos que los departamentos aconsejables del palomar serían:
- Uno para reproductoras.
- Uno para machos y hembras sin aparear.
- Un palomar para volar machos y hembras juntas al sistema Natura o en Viudaje , como se explicará en otro momento .
- Uno de destete, para los pichones de más de veinticinco días, que, habiéndose separado de sus padres, todavía no están en disposición de efectuar vuelos por el exterior del palomar.
Además serán opcionales:
- Un departamento para hembras separadas de los machos que se utilizarán para vuelos.
- Un pequeño local, fuera del palomar, para palomas enfermas.
- Un almacén para pienso, útiles de limpieza, botiquín , etc. .

JAULA DE ENTRADA, SALIDA Y DE RECONOCER.
Para la comunicación de las aves con el exterior es necesario construir tres jaulas que, de arriba abajo, serán:
- Jaula de salida, que estará situada la más alta.
- Jaula de reconocer, para la observación de los alrededores de los pichones nuevos; esta jaula no es de entrada ni de salida.
- Jaula de entrada.
Su colocación será tal que las palomas para entrar o salir del palomar lo hagan en sentido descendente. Así no necesitan desplegar las alas, que les estorbarían para introducirse por las puertas.

CASETAS PARA NIDOS.
La unidad básica de todo palomar podemos considerar que es la caseta para nidos. Es este lugar donde se alojan las parejas para la reproducción. Se considera como la unidad básica a partir de la cual se construirá todo el palomar.
Puede hacerse de tabique blanqueado, con varios pisos de casetas o de madera desmontable y bien cepilladas. En ambos casos, se desinfectarán con regularidad y se numerarán para facilitar su localización.
Longitudinalmente están divididas en dos, excepto en su parte delantera, por la que se comunican. En un lado se alojarán los huevos para la incubación, y en el otro lado, los pichones de la puesta anterior, que se han cambiado de sitio para no estorbar a los padres hasta que puedan valerse por sí mismos (a los 25 días aproximadamente).
Costa de una portezuela abatible por su base. Cuando esté abierta hace de repisa. Se cerrará cuando se precise recluir a la pareja para la reproducción.
Las dimensiones de un nidal por término medio serán de 40 cm. de profundidad, 60 a 70 cm. de ancho y más o menos de 30 a 40 cm. de alto, según el espacio de que se disponga. Tendrá pues, un volumen aproximado de 150 dm cuadrados.

NIDOS.
Son los contenedores de los huevos para su incubación y de los pichones recién nacidos que deban ser alimentados por los padres .
Se colocan en las casetas dos, uno en cada lado. Suelen ser unos recipientes de barro cocido o madera de fondo plano, donde depositarán el esparto las palomas para formar el nido.
COMEDEROS.
Por ser los granos la base de la alimentación de la paloma, pueden adoptar formas diversas, con tal de que no se metan en ellos.
Tendrán la suficiente profundidad para que con el pico, al elegir, no tiren la comida al suelo, desperdiciándola.
Se retirarán cuando pase la hora de la comida, evitando así que sean ensuciados. Se mantendrán siempre limpios.
BEBEDEROS.
Su forma será tal que no puedan meterse las palomas en ellos en su afán de bañarse; mantendrán el agua limpia y serán de fácil limpieza en su interior, características que pueden cumplir los denominados de sifón, de barro, metal o plástico. También pueden usarse los de circulación continua de agua.
El número de comederos y bebederos estará proporción directa con el de palomas, y su capacidad será la proporcionada para no tener que llenar varias veces al día.
POSADEROS.
Se colocan posaderos en las paredes. Su número estará pensado para que pueda ser utilizado por todas las palomas a la vez, pues son muy utilizados. Si se colocan a distintas alturas, serán escalonados, para que los excrementos de los de arriba no caigan a los de abajo.
A veces, las casetas para nidos que sean desmontables se utilizarán como posaderos, una vez que la temporada de cría finalice.
BAÑO Y DUCHA.
La paloma gusta mucho de bañarse sobre todo por la mañana. Se dispondrá de amplios recipientes de poca profundidad, unos 7 cm, y provistos de una ducha suave que utilizarán para bañarse, al mismo tiempo que se verán libres de muchos parásitos. Preferentemente, el baño se colocará en el exterior, y será desmontable, para no ser utilizados al regreso de los viajes.
ELEMENTOS AUXILIARES.

Cestas de viaje: Utilizadas para el transporte de palomas. Las dimensiones son variadas. A título de orientación, podríamos dar el de 110 x 70 x 25 cm. para 15 palomas en viajes largos (más de 24 h.). Con comedero y bebedero adosados. Para viajes cortos se podrán meter de 15 a 20 ejemplares.


J.J.JUSUÉ

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com