Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

MEDIO AMBIENTE EN EL PALOMAR
- 31/07/2010



Para que las palomas funcionen deportivamente al 100% , no solo hay que entrenarlas y alimentarlas, el medio ambiente que rodea a la paloma es fundamental para que la paloma desarrolle todo su potencial cuando la mandamos de viaje. El palomar es el “medio ambiente” donde la paloma gasta la mayor parte de su vida, de modo que no se pueden exigir a las palomas aumento de rendimiento deportivo si el palomar no se encuentra adaptado a las necesidades naturales de la paloma .
Cuando diseñemos un palomar , lo tenemos que hacer en muy primerísimo lugar pensando en las necesidades de las palomas , en sus hábitos y en su salud, después, hay que seguir haciéndolo pensando en nuestra comodidad.
Está demostrado científicamente que el stress térmico ( es decir, la influencia de la temperatura del palomar sobre el proceso inmunitario y celular) vuelve a las palomas mas susceptibles de contraer enfermedades , aunque la complejidad del sistema inmunitario de la paloma por si mismo deja algunas sombras por desvelar en el panorama científico.
Hay ciertas situaciones que en el palomar provocan stress a las palomas, pero que en mayor o menor medida las palomas se adaptan, pero a lo que no se adaptan es a la concentración de gases amoniacales en el ambiente del palomar.
Dado que las enfermedades respiratorias son fácilmente trasmisibles a través del aire, es evidente, pues, que la mayor concentración de palomas en el palomar y la mala renovación del aire ejercen una gran influencia sobre el brote de enfermedades .
Cuando el palomar registra altas temperaturas, la respiración de la paloma se hace mas intensa, inhalando de este modo un mayor numero de posibles agentes patógenos transportados por el aire, actuando sobre la forma del brote y de transmisión de la infección.
Tanto las altas temperaturas como un alto grado de humedad relativa son condiciones favorable para la proliferación de gérmenes, por el contrario, en el ambiente seco los gérmenes disminuyen , aunque con ambiente demasiado seco en el palomar por debajo del 50% de humedad, puede aumentar la producción de polvo y con ello volvemos de nuevo al aumento del riesgo de contraer enfermedades mediante el polvo generado.
La humedad del palomar tiende a aumentar el tamaño de las partículas de polvo en suspensión, lo cual es positivo, ya que al ser mas grandes pueden ser interceptadas por la nariz de la paloma y de este modo no llegan a los alveolos pulmonares.
Tan importante como la ventilación del palomar es la orientación de este . Ha de estar al abrigo de los vientos dominantes y preferentemente orientado al sur, procurando que el sol de la mañana entre a raudales.
El intervalo de temperaturas del palomar, dentro de lo que se podría llamar temperatura ideal o confort térmico, donde la paloma cuenta con su constitución física para mantener la temperatura corporal , oscila entre 10 y 30 º centígrados, por encima de esta temperatura (30º), la paloma comienza a padecer stress térmico y por debajo de los 10º , la paloma necesita de sus reservas corporales para mantener una temperatura constante en su cuerpo. La temperatura ideal, pues, seria de 22º centígrados.
El confort térmico en el palomar no lo determina solo la temperatura sino que también influyen la humedad del aire y su renovación.
Con un mal o nulo sistema de evacuación de los gases del palomar puede ocurrir que en algunos sectores del palomar se concentren la humedad y los gases mas que en otros.
Con todos estas nociones sobre las consecuencias sanitarias del ”medio ambiente” en el palomar , podemos tratar de construir el palomar para que las palomas se encuentren siempre en óptimas condiciones de salud . Por tanto, independientemente de la orientación, ventilación y demás consideraciones del palomar , este ha de ser construido con un tejado protegido con algún aislante térmico que proteja en verano a las palomas del calor directo que trasmite la chapa y en invierno ejerza de freno a la penetración del frio.
El suelo también ha de ser aislante de la humedad tan nociva en el palomar.
Los materiales para la construcción del palomar son tan variados como imaginación ponga el colombófilo . Con imaginación y reciclaje de materiales de desecho se pueden conseguir palomares de lujo a precios de saldo.
Félix Martín Vilches

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com