Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

ELECCION Y CONSTRUCCIÓN DEL NIDO.
- 06/04/2010


El nido es para todas las aves, (independientemente e donde lo construyan) el eslabón necesario para que su especie tenga solución de continuidad , por ello, gasta enormes cantidades de energía y tiempo para elegir el sitio, conquistar la “parcela” y construir al fin el nido.
Las condiciones que ha de reunir un nido para que la nidada sea exitosa son:
Seguridad.- Es el principal requisito que la paloma exige para elegir su “parcela” donde construir el nido . Seguridad contra sus enemigos naturales, por tanto y si es posible, elige sitios inaccesibles.
Discreción.- La paloma también elige un lugar discreto , lejos de las miradas indiscretas que detecten la existencia del nido; un sitio en definitiva donde además de que el nido esté seguro, pase también inadvertido.
Protección.- Además de que el nido este protegido contra los enemigos naturales y sea discreto , la paloma también requiere que el nido esté protegido de los elementos: vientos, humedad, sol lluvia…).
Todos estos requisitos la paloma los conoce instintivamente sin necesidad de haberlo aprendido de sus congéneres , de modo que su instinto le va proporcionando a cada instante la información precisa para elegir la “ parcela “ideal . La paloma , al igual que la tórtola no se complica mucho la vida en la construcción del nido, unas ramitas o pajitas , las justas para que no ruede el huevo bastarán.
A las palomas como a los humanos nos cuesta mucho esfuerzo conseguir un hogar . Las palomas no tienen que sufrir el pago de la hipoteca, pero como son gregarias y les gusta construir el nido cerca de otros congéneres , les supone padecer un duro periodo de luchas con los “parcelistas” mas próximos a la “parcela” elegida.
En esas luchas , nunca llega la sangre al rio, pero deja a los machos exhaustos después de los enfrentamientos maratonianos que decaen y desaparecen cuando el aspirante a vecino es admitido como tal aunque a regañadientes.
Las hembras ,al contrario, permanecen pasivas mientras que los suelta dirimen sus diferencias, pero que una vez que la pareja toma posesión de su “parcela” , la hembra defenderá tanto o mas que el macho su espacio mínimo vital para reproducirse.
Desde el momento en que los problemas con el vecindario estan finiquitados, empieza la construcción frenética del nido que las palomas ejecutan también instintivamente..
Como primer paso, esté donde esté el nido, la paloma tratará de darle una forma cóncava para prevenir que los huevos rueden y que los pichones estén cómodos, para ello, la paloma se pone a 4 patas echando las patas hacia atrás y haciendo presión hacia delante y con las alas, hará presión hacia los dos lados. Al mismo tiempo la paloma ejerce una presión considerable proyectándolo hacia delante y apretándolo contra el suelo. Mediante estos movimientos , ambos conyuges van dando forma cóncava al nido para disponerse acto seguido a tapizarlo con briznas y ramitas.
A pesar de que las palomas dispongan de los nidos que les proporcionamos en el palomar ( cartón, cerámica con aspillera , tierra etc y no precisen mas requisitos para la salud y comodidad de la pollada , es conveniente poner a disposición de las palomas algo de paja , pinocha o cualquier otro material similar , para que la paloma de su toque personal al nido , pues disfrutan enormemente haciéndolo , caso contrario, nos llenarían el nido de plumas viejas, hojas de la verdura que les damos, alambres o cualquier otro material que se encuéntrela alcance de su pico.
Una vez “amueblado” el nido y con la puesta ya efectuada, siempre que hay un relevo entre los conyuges, el entrante tratará de dar formal nido , moverá los huevos con un movimiento característico y recolocará las pajitas del nido.

Félix Martín Vilches

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com