Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

COMO SELECCIONAR Y CLASIFICAR A NUESTRAS PALOMAS
- 24/01/2010



Es difícil para mí en estas líneas tratar de explicar como seleccionar palomas a la mano, pero intentare ser un poco grafico y al igual tratare de usar un lenguaje que sea entendible, cuestión difícil por las diferencias culturales y de expresión.
Debemos tener por entendido que para esta cuestión de escoger palomas a la mano tenemos que forzosamente lograr una gran educación del tacto de nuestros dedos y tendremos también que cultivar una gran memoria para poder juzgar las diferencias que podemos encontrar entre unas palomas y otras.
Lo primero que hay que hacer es tomar a la paloma que queremos revisar, antes que nada debemos enseñarnos a tomarlas de una sola manera a todas, solo así podremos encontrar diferencias o similitudes entre unas y otras. Al hacer esto, hay que tener mucha curiosidad de todo lo que podemos observar y tocar. Vamos a tratar de calificar la mayoría de aspectos tantos como puedan ser, por ejemplo: el balance, la cola, la musculatura (pectorales, músculos del brazo y antebrazo), tamaño de la caja y forma de la misma, forma de las alas y la tras ala o sostén, forma de la cabeza, ojos, garganta, plumaje, etc.
Todas estas cualidades las debemos de ver en coordinación y no debemos de conformarnos con que tengan una muy buena y las demás estén pobres. A estas alturas la colombofilia está tan desarrollada que necesitamos solo ejemplares totalmente completos.

ALAS Y PLUMAJE:
El ala para muchos colombófilos es muy importante, yo solo creo que es muy importante que esté bien aireada, que sea delgada y flexible, pero para mí es más importante tener una paloma con un excelente carácter más que con una excelente ala pero sin carácter. Para poder juzgar diferencias necesitamos acostumbrarnos a abrir el ala de las palomas de la misma manera unas y otras. Teniendo la paloma sujetada con una mano con la otra procedemos a abrirla más o menos a ¾ de su capacidad de envergadura y debemos cuidar los siguientes aspectos:
1. Que la superficie de sostén cubra buena parte de la espalda de la paloma. Una paloma que no cubra bien su lomo tendrá problemas de “sostén” por fuga de aire, razón por la cual queda fuera de la posibilidad de ser seleccionada.
2. Al terminar la superficie de sostén debemos ver un ligero aumento en el tamaño de las plumas.
3. El mismo efecto debemos notar en las ultimas 4 plumas y estas deben estar un poco más abiertas. (preferentemente para mí pero hay algunas familias de palomas que no tienen esta característica).
Después de hacer estas observaciones vamos a poner el ala de filo (como si quisiéramos ver desde la punta hasta la raíz de las plumas de vuelo) y así podremos notar que las plumas activas casi no tienen contacto unas con otras (se ven como si estuvieran un poco de costado), aspecto que me gusta mucho ver en mis palomas, este tipo de ala tiene menos resistencia al aire cuando después de remar la paloma sube de nuevo para luego bajar y dar un nuevo aletazo.
Hablando un poco sobre el plumaje de una paloma, tomemos en cuenta que es el reflejo de lo más claro e importante que debemos cuidar al seleccionar una paloma y este es “la salud”. Por eso cuando vemos a una paloma con plumas marcadas podemos darnos cuenta de que sufrió alguna enfermedad, esfuerzo físico excesivo, medicación, desnutrición, u otros problemas.
Nosotros debemos tener palomas húmedas. Una paloma húmeda (sedosa) es el testimonio de un buen abastecimiento de agua, creo yo. Una paloma no suda; ella no tiene ninguna glándula de transpiración. Lo opuesto de las palomas húmedas, son las palomas secas (ásperas). Para lograr tener a nuestras palomas con un buen plumaje debemos cuidar todo el año la salud, dosificar los esfuerzos, una alimentación adecuada e higiene en nuestras palomas (bañarlas al menos 2 veces al mes). Si pensamos en obtener alguna paloma y esta tiene problemas de plumaje mejor desechar la posibilidad de adquirirla.
No es bueno seleccionar palomas secas, estando así no podemos seleccionar, es prefere

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com