Inicio > Artículos
 
  Inicio
  Artículos
  Foro de debate
  Documentos
  Fotos
  El Tiempo
  E-mail

   English Version

   France Version

 




Imprimir Artículo

Artículos

La importancia del cuidado post-replume
- 09/06/2009


Hoy a la mañana como todos los días entraba a mi palomar y observaba que cada vez hay más plumas esparcidas por el piso, y a veces no se toma conciencia que el replume ha llegado, es el momento de un nuevo ciclo tanto para la paloma como para el colombófilo que le deberá ofrecer los elementos necesarios para una muda perfecta, y obtener plumas nuevas fuertes y resistentes capaces de mantenerse en buen estado a lo largo de las competencias. Pero más allá del replume hay otra etapa posterior que debemos conocer y conceder mucha atención, pero en principio para tener más claro este tema les voy a resumir en forma muy sintética a aquellos aficionados que desconozcan y para que les permita tener un conocimiento elemental cómo es el proceso del replume y cómo se sustenta la etapa post-replume que es tan o más importante que el período anterior, y va a determinar la verdadera puesta a punto para las competencias que se avecinan.
La renovación de las plumas en las aves es un fenómeno normal y la paloma de carrera no está exenta de este precepto natural, que la realidad indica que es uno de los factores que influye luego sobremanera en el estado general de la paloma, de ahí la atención que le debe dedicar el aficionado colombófilo a este ciclo en la vida de la paloma que se prepara para competir. Este proceso natural de la renovación natural del plumaje es una función fundamental de la paloma de carrera que comienza entre los fines y principios de cada año, es un proceso fisiológico que se inicia con la caída de la 1ª pluma remige (remera primaria) y se divide en dos etapas: el primer episodio se produce con la caída de las plumas del manto, y en forma análoga las seis remeras primarias, para luego continuar con las plumas de la cabeza y cuello; y la segunda etapa comprende a la caída de las 4 remeras primarias restantes y el primer par de pluma rectrices, o sea las plumas de la cola que son 12 y ofician de timón en el vuelo de la paloma y se renuevan por pares cada año. En cuanto a las plumas remeras secundarias que son las que completan el ala, repluman con menos regularidad y la renovación completa demora cuatro años. Se diferencian de las remeras primarias por ser más pequeñas y redondeadas en su extremidad.
Sobre este proceso fisiológico mucho se ha escrito, se ha dicho y se dirá mucho más, cuando se afirma que el éxito en las futuras competencias se sustenta en el trato cuidadoso de la paloma de carrera en la época del reposo y replume, es por este motivo que se ha llegado a decir y asegurar que un buen replume es una garantía total del éxito en las competencias.
Me parece que con estos comentarios es ir un poco mas allá del sentido común o al menos es poseer una buena dosis de ingenuidad cuando se hacen estas afirmaciones. Sin dudas que hay que hacer lo imposible para que las palomas replumen adecuadamente en el período de la muda, pero nuestras palomas bien replumadas necesariamente no triunfarán al año siguiente con solo replumar muy bien. La experiencia me ha enseñado que tanto o más que el replume es el modo de tratar a un plantel volador luego del período de la muda. Este proceso post-replume tiene una importancia fundamental donde se sostiene una buena performance para la temporada que se avecina.
Varios son los factores que van a determinar una verdadera puesta a punto en la paloma de carrera. Si lo observamos desde la práctica tenemos la abstinencia sexual relacionada con la cría en la temporada de reposo, la caída del plumón, el régimen de entrenamiento adecuado para el período de inactividad y pre-concursos, más una correcta alimentación. Y desde lo fisiológico es procurar un perfecto funcionamiento de las glándulas endocrinas, ya que estos aspectos prácticos/fisiológicos son elementos fundamentales a futuro para triunfar en las competencias que se aproximan, a tal punto que ni dudo en manifestarles que su influencia es decisiva.
Las palomas que terminan de realizar un replume perfecto, siendo mal cuidadas, coe

 

 

© Carlos Márquez Prats 2002 - colombofilo@carlosmarquezprats.com